Las Necesidades de la Esposa.

Familia
mayo 6, 2010 10:11 pm

Estudios e investigaciones en las causas de infidelidad y a veces con el consecuente divorcio en los matrimonios, concluyen que existe una relación directa con el tema de las necesidades de la mujer y las necesidades del hombre. Las necesidades insatisfechas en el vínculo matrimonial -aunque cueste aceptarlo- son la causa principal de las aventuras extramatrimoniales. La persona casada necesita sentirse realizada en las áreas emocionales básicas, al no conseguirlo se originará un peligroso vacío en su vida. Desafortunadamente en esta fase, muchos terminan “llenando” esa necesidad fuera del matrimonio.

Asimismo, hay suficiente evidencia psicológica en el sentido que el comportamiento adúltero en los padres afecta dramáticamente a los hijos cuando llegan a ser adultos. Tal como la separación matrimonial influye en la posibilidad de que los hijos cuando adultos también lo consideren, la infidelidad conyugal puede resultar en conductas similares en los hijos. Esto nos ilustra la enseñanza bíblica de cómo los pecados de una generación recaen sobre la siguiente generación. (Éxodo 20:3-5; Salmos 109:14).

Estadísticamente hablando, luego de descubierta la infidelidad un 65 por ciento de parejas se divorcían, y sólo el 35 por ciento restante permanecen unidas, siempre y cuando busquen ayuda u orientación. Pero, ¿por qué una esposa sería infiel?, ¿cuáles son las necesidades de una esposa?, ¿cómo satisfacer sus necesidades?, ¿es posible evitar que ella sea infiel? A fin de responder éstas y otras interrogantes masculinas, a continuación describiré las principales necesidades de una esposa.

1. Afecto (Efesios 5:25-28; Colosenses 3:19; 1 Pedro 3:7)

Si existen esposas carentes de afecto es porque todavía hay esposos que no han entendido que para ellas es una necesidad inmensa. El hombre necesita entender que las demostraciones afectivas jamás serán suficientes para una esposa promedio. Lo lamentable es que muchos esposos no logran definir el afecto en el sentido que una mujer lo entiende, y como consecuencia tampoco atinan a manifestarlo. Un hombre sensato e inteligente procurará descubrir el real significado del afecto, según el corazón femenino.

En honor a la verdad, existen innumerables formas y maneras de expresar afecto. Pero para la mayoría de mujeres, el afecto del esposo debe representar cuidado, valoración y consuelo. No bastan las tarjetas románticas, los mensajes de texto, las flores o llevarla a cenar; la esposa necesita que el afecto de su esposo se traduzca en protección ante el peligro, honra por sus virtudes y apoyo en la adversidad. Ser colmada de afecto es de tanta estima para una mujer que la mantendrá adherida -digo “unida”- a su esposo.

2. Diálogo (Efesios 4:31; Efesios 5:16; Colosenses 4:6)

¿A observado cómo los enamorados conversan? Hasta parece un milagro, le diré por qué. Es increíble las horas de horas que pueden pasar en amena e incansable conversación, y vaya usted a indagar y no le será fácil entender de dónde sacan tantos temas para el diálogo. Y, ¿acaso no fue igual cuando usted estaba de amores antes de casarse?, qué maravillosos tiempos aquellos, ¿verdad?. Pero, ¿qué pasó después de casado?, ya no queda nada de aquél hombre enamorado y conversador.

Las esposas necesitan dialogar con sus esposos. Es decir, necesitan que sus esposos les hablen y también necesitan ser escuchadas. Esta es la llamada comunicación de doble vía. El esposo que únicamente emite mensajes y da órdenes sin darle opción a su esposa para expresarse y ser escuchada, sólo conseguirá que ella cierre su corazón. Es verdad que el diálogo demanda inversión de tiempo e implica acercamiento a la pareja, pero a su vez, aviva la llama del amor y endulza el matrimonio.

3. Sinceridad (Romanos 12:9; Efesios 4:25; Colosenses 3:23)

Hay hombres que no tienen idea de lo que es capaz de generar la sinceridad en el corazón de una esposa. La sinceridad o franqueza produce confianza, credibilidad y seguridad. Toda mujer necesita confiar en su esposo y tener la certeza que es amada y respetada por él. Pero sólo un esposo sincero podrá tener una esposa segura y confiada. El mundo está lleno de mujeres desconfiadas e inseguras de la fidelidad y del amor de sus esposos, siendo ellos mismos los autores de este drama.

Considerando que la desconfianza e inseguridad socavan la armonía y la paz conyugal, lo prudente es que el esposo siempre evidencie franqueza, veracidad y transparencia en sus palabras y hechos. De no ser así, ahogará la confianza y hundirá la seguridad que de él tenía su esposa. Una relación en semejante estado, no le concede a la mujer la base necesaria para edificar un matrimonio estable, lo cual prodría causarle inestabilidad emocional y resolver distanciarse de su esposo.

4. Provisión (Proverbios 10:2-5; 13:11; 22:29; 1 Timoteo 5:8)

Muchos de los conflictos matrimoniales están vinculados al tema financiero. Cuando ambos esposos trabajan, no siempre logran ponerse de acuerdo sobre el manejo y uso del dinero. El problema se agudiza cuando ella tiene un salario superior al de su esposo. Esto le hace creer al hombre que su dinero es insignificante para su esposa y como consecuencia se vuelve indiferente a la necesidad de apoyo finaciero que tiene la mujer. La esposa necesita sentirse protegida financieramente por su esposo.

Con la provisión financiera a la casa, el hombre le atestigua a su esposa que él tiene un compromiso con ella, y esto lo dignifica como hombre y cabeza de hogar. Por su parte, la esposa experimenta sentimientos de respeto y admiración hacia su esposo. Ningún hombre debe ignorar que toda esposa necesita disponer de dinero suficiente para satisfacer las necesidades de su familia. El esposo que provee los recursos necesarios para su hogar, notará que su esposa estará libre de tensiones.

5. Liderazgo (1 Tesalonicenses 4:4-5; Efesios 6:4; Proverbios 20:7)

Estamos ante una impresionante carencia de líderes en nuestro mundo actual, y para colmo la familia también está acéfala al respecto. En realidad, nadie le ha quitado ni usurpado el lugar que le compete al hombre como líder del hogar, simplemente no está ocupando su lugar, ignorando que su esposa lo necesita como líder en la familia. La mujer por naturaleza tiene todas las cualidades y atributos para hacerse de familia y tener un hogar, pero a su vez es consciente que sola no podrá liderarlo.

La mujer necesita ver a su esposo ejercer liderazgo como el padre de sus hijos, guiándolos en lo moral, espiritual, y en su desarrollo físico. Así como en lo paterno, ella también necesita ver al hombre liderar como esposo. A la esposa le agrada que el hombre tenga iniciativa, creatividad y sobre todo visión de futuro en favor de su familia. Naturalmente que esto le demandará al esposo hacer un compromiso serio con su familia; pero en definitiva, tendrá mucho que ganar y nada que perder.

Comparte este aritulo en FacebookCompartir
Este artículo fue escrito por feliciano el Jueves, mayo 6, 2010 a las 10:11 pm. Tú puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través de RSS feed. Tú puedes dejar una respuesta, o referenciarnos desde tu propio sitio web. Tags:

15 comentarios

  • Muy buen artículo, he aprendido bastante.
    Bendiciones!

  • Vanessa Hernandez

    Tremendo articulo!

    gracias a Dios mi esposo llena si no todas, casi todas mis espectativas y mis necesidades; al leer esto le agradesco a Dios por el gran hombre que tengo a mi lado que con defectos y virtudes me ama a mi y a sus hijas, es mi principe con espada en mano defendiendome ante cualquier
    situacion!.

    Gracias, Dios le bendiga!

    Vanessa

  • edgar che caamal

    Dios bendice los grandes pensamientos que llenan la vida del hombre.Cristo vive alabado sea eternamemte

    • Dios bendice la obediencia a sus mandatos (pensamientos) que se traduce en vida plena en <dios y en sus hijo jesus.pues el vive por siempre y en el confio incondicionalmente

  • walter huaman arevalo

    estupenda disertaciòn, mensajes como el suyo son de invalorable necesidad en la vida conyugal…considero muy oportuno su lectura para el afianzamiento de la unidad espiritual…y una oportunidad para enmendar nuestros errores…bendiciones

  • Dios les bendiga. Dios habló a mi corazón através de este artículo, pues me da fortaleza y confianza en Dios, al confirmarme las necesidades que como esposas tenemos. En mi caso mi esposo nunca supo acerca de estas necesidades, y por lo tanto en su mayoría estas no fueron suplidas. Pero El Espíritu Santo es mi consolador y ayudador.

  • Pastor Wilfredo

    Es de mucha importancia la meditación que usted a escrito. Si las familias llegariamos a un completo entendimiento, el mundo sería el paraiso. Sin embargo, la Iglesia hace todo lo que este a su alcance para frenar la proliferación del divorcio, pero no lo lo puede desaparecer, tal es que esta Escrito: … la maldad se multipicará… como en los días de Noe… etc. Pero creo q. la Iglesia deberá en constante lucha para cumplir el mandato de Dios.

  • Muy buen articulo. Bendiciones.

  • excelente. Dios le bendiga

  • Ps. Misionero Augusto

    Hoy en dia, con el internet, chat, redes poublicas, skype, etc. estamos mas tentados que antes.. Realmente el que no gobierna bien su casa (esposa, hijos), no esta calificado por el señor a Pastorear, de alli que debemos dar mas enfasis a estos articulos Pastorales. Nuestras oraciones por cada family pastorar como la mia. Sigan siendo bendecidos.
    Afectuosamente: Augusto con mucho gusto..
    Saludos.. DTB!!!

  • ya era tiempo que en Chimbote se hable de estos temas que son de gran bendicion,
    Excelente tema.
    DTB

    • Hugo Colombatti

      Estimado pastor, estoy leyendo varios de sus sermones y le escribo para agradecer por compartir con otros lo que Dios le ha permitido aprender. Me gustan. Dios le bendiga.

      • Liliana de Ruiz

        Gracias por sus palabras, apreciado Hugo. Es nuestro deseo que el ministerio del Dr. Ruiz sea de bendición a innumerables familias. Le saludamos en el Señor.

    • Hugo Colombatti

      Estimado pastor, le escribo para agraderle por compartir lo que el Señor le ha ayudado a aprender. Me gustan sus temas. Que Dios bendiga su ministerio.
      Ps. Hugo

  • Me imagino que este artículo es para que las mujeres lo leyeran. Pero yo siendo hombre casado con dos hijas pequeñas, lo he leído tras recibir una transformación divina la cual tuvo lugar la madrugada del 16 de abril 2014 tras sentirme muy perturbado con un inconveniente en el matrimonio y volver a leer las necesidades del esposo que mi esposa me envió por email hace meses y nunca entendí hasta hoy , que como hombre debo asegurarme de que ella satisfaga mis necesidades, pero siendo motivada tras yo cumplir con satisfacer sus necesidades como esposa.

    Dr. reciba las más sinceras gracias por tomarse el tiempo de ilustrarnos y creer en el poder de la familia y el trabajo en equipo para trasformar la sociedad. Dios le bendiga siempre.

    Hansel Sánchez
    República Dominicana

Deja un Comentario